No debemos subestimar los beneficios que la natación ofrece a la salud. Por ello nos sentimos orgullosos de tener 4 piscinas al aire libre, y desde finales de 2014, una piscina cubierta con una temperatura constante de 28 grados.

El pabellón cubierto le permitirá nadar en una hermosa piscina durante todo el año disfrutando de espectaculares vistas. Además los residentes podrán disfrutar de clases de gimnasia acuática para ponerse en forma y donde podrá conocer a otras personas y disfrutar de un gran entrenamiento.

Las piscinas al aire libre se encuentran junto a los bloques de apartamentos para facilitar el acceso y uso de ellas a nuestros residentes.

Nadar es muy buen ejercicio para las personas mayores por muchas razones, estas son sólo algunas:
  • Nadar no fuerza las articulaciones. Al nadar, el agua sujeta el peso de su cuerpo, sin causar presión a las articulaciones.
  • Independientemente de su edad, siempre es bueno estirar. La natación mejora la flexibilidad.
  • Dado que el agua es 10 veces más denso que el aire, la natación supone un entrenamiento de cierta resistencia, en el que se usan todos los músculos. Este tipo de ejercicio físico mejora el tono muscular.
  • Con la edad también somos más proclives a la osteoporosis, o disminución de la densidad ósea. Hacer ejercicio de forma regular es bueno para luchar contra la osteoporosis y la natación en particular, como ejercicio muy completo, retarda su aparición.
  • Siendo la natación un ejercicio aeróbico, ayudamos a hacer más fuerte nuestro corazón y mejorar la circulación sanguínea. Así podemos reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Además la natación es divertida y nos ayuda a sentirnos bien y relacionarnos con otros residentes. Mejorando nuestro estado de ánimo también reducimos los niveles de estrés.

 

 

Piscinas. En Imágenes

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto